Desde la Concejalía de Medio Ambiente se hace un llamamiento para el cumplimiento de la normativa vigente en relación a la limpieza y cuidado de nuestro entorno

Dado que actualmente continúan produciéndose vertidos de residuos en el ámbito municipal, desde la Concejalía de Medio Ambiente se recuerda que estos están terminantemente prohibidos tanto en la vía pública como en cualquier lugar del entorno urbano, rural y natural de la Villa de Ingenio. Estas actuaciones y comportamientos incívicos conllevan infracciones penalizadas con importantes sanciones económicas que parten de los 1.500,00€, de acuerdo a la normativa reguladora en materia de residuos.

Asimismo, cabe instar a las personas poseedoras de mascotas y animales en general, a adoptar las medidas necesarias para evitar que éstos depositen sus excrementos y orina “en zonas de paso habitual de otras personas como fachadas, puertas o entradas en establecimientos” y a “retirarlos o limpiar con productos biodegradables”, tal y como recoge la normativa de protección de los derechos y el bienestar de los animales.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente se hace un llamamiento a la ciudadanía para el cumplimiento de la normativa vigente en relación a la limpieza y cuidado de nuestro entorno, así como para que alerten a los medios de seguridad si se percibe cualquier vertido de residuos o comportamiento incívico.

Del mismo modo, se insta al buen uso de los contenedores de recogida selectiva de residuos y mobiliario de limpieza en general, recordando que además se puede hacer uso tanto del Centro Municipal de Gestión de Residuos o Punto Verde, (de lunes a domingo, en horario de 08:00 a 20:00 horas), como del Punto Limpio Móvil del Cabildo de Gran Canaria que presta su servicio los viernes en nuestro municipio (www.cabildo.grancanaria.com/r-puntos-limpios-moviles), así como del servicio municipal gratuito de recogida de muebles y enseres a domicilio, llamando previamente al teléfono 828 12 44 72.

Por último, se quiere fomentar que desde el ámbito doméstico se lleven a cabo buenas prácticas ambientales mediante la clasificación selectiva de residuos para su posterior reciclaje; evitar el vertido de agentes contaminantes, el vertido de toallitas en el inodoro, haciendo uso, en este caso, del contenedor de fracción-resto; ayudar a erradicar la problemática generada por los vertidos de plástico y microplásticos que pueden afectar directamente a nuestra salud, fomentar la sensibilización y concienciación ambiental para contribuir con un modelo de economía circular, y generar actitudes de respeto y puesta en valor de nuestro medio natural, mejorando así nuestro bienestar social y, en definitiva, nuestra calidad de vida.
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies